<<Div.5 Ataque y Defensa>>


Capítulo 38.
Ataque y defensa no son diferentes

 

En estas experiencias de arriba podemos conocer que el ataque y la defensa no son diferentes entre ellos, y así, tendrás que tener a tu oponente en conflicto contra el mundo y tu te armonizarás en éste, en donde tu encontrarás la igualdad de ataques y de defensas del correcto Taekwondo.

Cuando pegas a tu oponente tienes que romper su voluntad con la tuya, oprimir su tendencia, esparcir su vigor con tu Ki-Hap y pegar en su tronco con tu arma. Cuando tu bloqueas el ataque de tu oponente, tienes que vaciarte para llevar su intención en vano, llevar tu tendencia a la suya y esparcir su agudeza o más bien absorberte en ella para hacer tu ataque. Porqué no son lo mismo?

Si tus manos y tus pies (tu arma) son duros y r√°pidos puedes f√°cilmente herir el cuerpo del oponente como quieras, si tu vigor es agudo con tu excelencia en controlar tu sangriento esp√≠ritu puedes f√°cilmente hacerle caer sin da√Īos exteriores, y si tu tendencia es firme con pensamiento deliberado podr√°s f√°cilmente ganarle a√ļn sin lucha. Tambi√©n puedes soportar el ataque del oponente si tienes el cuerpo fuerte, puedes devolver el ataque del oponente si te llenas firmemente, y tu oponente no puede encontrar su blanco para atacar si te vac√≠as totalmente. Que es un ataque y que es una defensa entre ellos?

Si tu te absorbes en el ataque del oponente cuando te ataca, y si tu así tienes éxito al tenerle en conflicto contra el mundo esto suele ser una buena defensa así como un buen ataque. El resultado le va a provocar un colapso debido a su propio ataque y él atacará contra la tierra para perder su potencia. Esto puede ser también un buen ataque tuyo. Por esto, es un pensamiento del mundo que distingue un ataque de una defensa, el depender solamente de ideas, mientras que es un conocimiento de Taekwondo que armoniza un ataque con una defensa en igualdad, el depender más bien de acciones.

C√≥mo puedes seguir estas ense√Īanzas?

Busca algunos puntos vacíos en el movimiento del oponente. Después, entra. Como que cada movimiento es un continuo cambio de vacuidad y totalidad esto resulta Heo-Sil y así estarás seguro de encontrar puntos vacíos en su movimiento. Tienes que pegar en su <Heo>. En este momento tienes que armonizar dos tipos de distancias entre tu y él; una es la distancia de tu ataque en donde penetras el centro de tu oponente, y el otro es la de tu defensa en donde no te mueves hacia atrás pero te mueves hacia un lado de repente hacia una posición inesperada.

La distancia de penetrar al oponente te indica que tienes que arremeter contra su centro, tan pronto como veas una buena oportunidad, rompiendo a través de su defensa con la tendencia de una bestia pisando el frágil césped con el sentido de penetrarle hacia el fondo. El punto crítico de su distancia es la tendencia de oleadas que inunda las piedras.

La distancia de moverse a un lado te indica que no tienes que bloquear directamente el feroz ataque con su tendencia sino m√°s bien moverte hacia un lado de repente para apu√Īalar su mente con vanidad. Es importante en este nivel que no te alejes de tu oponente pero que encuentres una oportunidad en la cu√°l puedas mantener una correcta distancia hacia √©l. El punto cr√≠tico de esta distancia es la contemplaci√≥n de no retirarse.

El secreto para conseguir este nivel en todo el proceso es mantener tu respiración y controlarla. La respiración es una larga articulación del cambio extendido desde arriba hasta abajo del fenómeno de la vida, y un eje que une la mente y el cuerpo en uno. Cuando controlas esta respiración puedes controlar la mente y después el movimiento, y cuando crece tu cuerpo que media entre la mente y el movimiento puedes hacer un movimiento que concuerda con la mente y el cuerpo tal que sea correcto para el movimiento.

De este modo mueves tu respiraci√≥n con una mente serena y sacas el vigor balanceado y armonizado fuera de todo tu cuerpo para reconciliarlo con los movimientos de los huesos y m√ļsculos, controlando tu oponente y defendiendo su ataque, debido a que la respiraci√≥n biol√≥gica se extiende consistentemente desde cada c√©lula hacia toda la masa. Por esto, la respiraci√≥n puede finalmente ser el recurso de potencia para atacar al oponente y para protegerte.

El punto clave de controlar la respiración, en ataques o en defensas, es el mismo y es sencillo, no importa si es antes o después de obtener un nivel. Es al inspirar cuando bloqueas el ataque del oponente y al expirar cuando le pegas, sin una respiración innecesaria. Inspirar no significar meramente inhalar aire en tu pulmón sino vaciarte totalmente para recibir la fiereza del oponente mientras que expirar no significa solamente exhalar aire de tu cuerpo sino llenarte del todo para explotar la energía interna hacia él. Hacer ambas a la vez.